Hablamos por aquí, si quieres

viernes, 23 de marzo de 2018

Yoga y Ayurveda en Primavera




La alegre estación que nos trae los días más largos, las flores y las golondrinas puede traer también algunas molestias (o por lo menos a algunos más que a otros).

Para Ayurveda, el sistema médico tradicional de India, en esa estación existe una predisposición al agravamiento del dosha Kapha (agua y tierra), resultado del derretimiento del hielo acumulado en invierno.
~ Cuando hablamos de elementos, vamos mucho más allá del físico propiamente... así, agua y hielo, fuego y aire no se ven exactamente como tal, pero más bien la energía que los define ~

El frío del invierno afecta nuestros cuerpos y dependiendo de como lo hemos llevado, como nos hemos alimentado, descansado o ejercitado en los últimos meses llegamos a primavera más o menos propensos a estos desequilibrios: alergias, congestión, pesadez, retención de líquidos, aumento de peso, letargo, exceso de sueño, falta de ánimos, etc...

En tierras asturianas quizás eso se puede notar de forma bastante acentuada, ya que el clima frío y húmedo de aquí por sí solo ya es un factor agravante de Kapha.

Con Kapha en aumento el fuego digestivo se verá debilitado y habrá una relentización de todo el metabolismo.

Para contrarestrar esas moléstias hay algunas sugerencias que quizás sean de ayuda:

- observar periodos de ayuno
- evitar todo tipo de alimento industrializado,  refinado, procesado o modificado geneticamente
- evitar alimentos de sabor salado, todos los lácteos, alimentos fríos, aceitosos, empalagosos y dulces, las frutas dulces y jugosas y los vegetales crudos
- vienen muy bien los zumos verdes con alguna fruta, pero siempre - SIEMPRE - con un buen trozo de jengibre
- añadir especias y especialmente las pimientas como la negra y la cayena a las preparaciones cocidas al vapor u horneadas
- moverse por la mañana. Hacer una caminada vigurosa o una serie de saludos al sol, hasta notar sudoración.
- comer cuando haya verdaderamente hambre. En el intervalo entre comidas dar preferencia a infusiones de jengibre sin endulzar o simplemente agua caliente.
- café batido con un poco de aceite de coco y canela
- estimular la capacidad digestiva mascando una cucharadita de jengibre rallado con limón 15 minutos antes de las comidas
- hacer pranayamas activadores como el kapalabhati
- evitar dormir durante el día
- darse masajes en seco, vale un cepillado desde las extremidades hacia el centro del cuerpo por unos 5 o 10 minutos antes de la ducha

La práctica vigirosa de yoga incrementa rajas, el impulso de la acción y del cámbio y la meditación estimula el desarrollo de sattva, el impulso de la claridad que modifica los patrones tamásicos (densos, destructivos), por lo que practicar yoga, además de mejorar la condición física, mejorará también nuestra disposición mental y emocional dentro de esta preciosa estación.

¡A disfrutarla!

Para una orientación más personalizada y tratamientos a medida, contacta conmigo: marisol.terapeuta@mail.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario